Rodolfo Walsh y el copyleft

¿Qué es el copyleft? ¿Y qué tiene que ver con Rodolfo Walsh? Paciencia mis queridos lectores. Vayamos por partes: es una tarea díficil definir algo que hacemos todo el tiempo, algo que está tan naturalizado que ni siquiera nos ponemos a pensar de qué se trata. Para arrancar podemos decir que no es el copyright de los zurdos, aunque a veces, a los defensores del copyleft, parece que se les quiera atar la mano a la espalda para que aprendan a escribir con la derecha. Pero a la naturaleza a veces no hay con que darle. También podemos explicar que el copyright no es lo mismo que el derecho de autor, y por lo tanto el copyleft no es el encargado de dejar sin trabajo a los autores, ni privarlos de su legítimo derecho de vivir gracias a sus obras. No, el copyleft no es una matanza de artistas, simplemente lo aclaro porque el tema es largo y el debate da para rato. Insisto si me lo permiten: el copyleft no es el villano de los autores, ni el enemigo público número uno, precisamente es el defensor de lo público número uno. El copyleft es una filosofía que está a favor de la sociabilización de los bienes intelectuales y no de su privatización en manos de unos pocos: la cultura, la información, las ideas son cuestiones de bien público, y es hora de que este tema se debata en la agenda pública, y en serio.

copyleft según la Fundación Vía Libre

Si bien suelen atribuirse los inicios del copyleft al movimiento de software libre iniciado por Stallman, voy a hacer una nota al pie para introducir este texto, que bien podría considerarse un antecedente histórico (y local) del copyleft. Rodolfo Walsh en los ´70 creó una agencia de noticias clandestina un poco porque amaba la información encriptada, y otro poco para burlarse de los militares, que intentaban controlar la libre circulación de la información (cualquier parecido con los defensores del copyright, la ley Sinde y el canon digital es pura coincidencia). La agencia de noticias creada por Walsh se llamaba ANCLA, y en sus gacetillas podía leerse lo siguiente:

Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copias a sus amigos: nueve de cada diez las estarán esperando. Millones quieren ser informados. El terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad. Derrote el terror. Haga circular esta información“.

Creo que resume maravillosamente el espíritu del copyleft: la libertad, la circulación, la satisfacción moral. Y al mismo tiempo, a los que creemos que el copyleft es un debate que la sociedad se debe, nos pone en un lugar donde no hay cabida para la desinformación y el terror. En un país que se jacta de su modelo de educación pública y gratuita, en un país donde se repartieron 3.000.000 de netbooks a sus estudiantes, es necesario que entendamos que no hay educación libre y gratuita, sin acceso al conocimiento. Nuestro modelo de educación, tal como lo conocemos y lo queremos, sólo puede sostenerse con un libre acceso a la información, a la cultura y al conocimiento.

Anuncios

3 pensamientos en “Rodolfo Walsh y el copyleft”

  1. Conocía el texto que incorporaban las gacetillas pero nunca se cruzó en mi cabeza relacionarla con el copyleft. Ahora que lo pienso la etiqueté como una declaración política atrapada en ese tiempo y ese lugar. Estrecha mente la mía.
    Me gustó tu enlace. Pone sobre relieve otro punto a favor para el gran Rodolfo Walsh. Y para seguir leyendo en este blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s