Yo, Leonardo

“Que nadie que no sea matemático lea mis obras”

Leonardo da Vinci –  Trattato della pittura

En esta época de fans de Justin Bieber y los wachiturros, autodenominarse admiradora de Leonardo Da Vinci arranca siendo raro y termina sonando como pasado de época; pero esa es nuestra historia desde hace unos cuantos años y además, no creemos ser las únicas. Vamos a tomar el toro por las astas y a bucear acerca de la obra de este genio universal y polirrubro, cuyo abanico disciplinar fue capaz de integrar el arte, la geometría, la astronomía, la  física, la mecánica, la geología, la biología, la óptica, la arquitectura y también la comunicación. De todos estos saberes, quizás una de sus fases menos conocida sea la matemática….y por eso arranca la musa.

Quizás algunos profes de arte pongan cara de asombro al leer ésto; pero el ejercicio de las artes supone un variado manejo de conocimientos matemáticos: tanto geométricos, como aritmeticos. Por supuesto, el uso de estos conceptos no requiere el mismo sustento teórico ni el rigor que utilizamos los matemáticos, porque en realidad son aplicaciones de técnicas y soluciones prácticas, pero…. ¡No dejan de ser matemática, al fin y al cabo!

Leonardo fue una estrella capaz de crear e imaginar en el más amplio sentido: pudo pergeñar ideas tan originales como un aladelta o un helicóptero que necesitaron varios siglos para poder llegar a construirse (¡otro fuera de época!), y lo atractivo es que sus intentos se basaron en diseños y modelos construidos a partir de una especial manejo de la  geometría. Dicen que fue el primer escultor en conseguir que un caballo estuviera sostenido en dos patas sin caer..¿Cómo lo hizo? cambiando el centro de gravedad a la cola del corcel.Porque para el gran Da Vinci la ciencia era acción, hoy diríamos: un tremendo tecnólogo. Pero no sólo eso, también podemos considerarlo un artista y un artesano. En la historia de los medios las cuestiones sobre el descubrimiento, la invención y la innovación son centrales. Esta historia contó con personajes que mezclaban o condensaban estas características, son pioneros condicionados o alentados por su época que poseen rasgos únicos. La historia de la comunicación en general, y de los medios en particular, está atestada de personalidades que con sus invenciones y creaciones hicieron posible el panorama actual de los medios: tal es el caso de Leonardo. Podemos considerarlo un artesano porque en su taller llevaba a cabo una producción individual y diferenciada, basada en el conocimiento empírico de materiales y técnicas. También es un artista porque creaba e imaginaba en base a saberes acumulados, implementaba técnicas propias e investigaba sobre nuevas técnicas y materiales, todo esto fuertemente combinado con factores individuales que determinan la creatividad personal o aquello que se suele nombrar como el “genio” creativo. Finalmente lo consideramos un tecnólogo porque usaba saberes que no provenían precisamente del saber académico (como los científicos), sino que tenían que ver con un conocimiento pormenorizado de la naturaleza y del comportamiento de los materiales que usaba, saberes que se basaban en lo constructivo, adecuando las prácticas a la producción, tomando elementos de distintos campos para llevarlos a la acción; porque el tecnólogo es alguien que sobretodo hace, se remite a la acción. En el caso de Da Vinci, estas características combinadas lo llevaron en el ámbito de la comunicación a idear la cámara oscura y aplicarla a una de sus actividades (la pintura) . La cámara oscura es uno de los antecedentes de la fotografía, que a su vez, es un antecedente del cinematógrafo. Si tuviéramos que hacer una línea de tiempo con los grandes hitos en la historia de los medios, Leonardo sin dudas estaría  presente.

Dicen que sus conocimientos matemáticos los logró gracias a su lectura de la obra “Summa” de Luca Pacioli, un cura franciscano reconocido por sus trabajos sobre la Divina Proporción, con quien entabló una fructífera relación laboral que lo llevó a ilustrar varias de sus obras.

              

Hoy, gracias a sus códices, podemos ver el intenso análisis que efectuaba a sus diseños, por ejemplo: sus gráficos sobre cristales curvos revelan un grado de conocimiento sobre cónicas no demasiado usual para la época. Fue capaz de analizar y estudiar de una manera tan exhaustiva los centros de gravedad de las figuras geométricas, que pudo hallar el centro de gravedad de un semicírculo a partir de una idea original de subdividirlo en triángulos. También  realizó un estudio sobre transformaciones de  figuras conservando el mismo volumen; así como el incipiente estudio empírico de superficies curvas. Sus métodos fueron siempre originales, artificiosos, laboriosos…un verdadero artista. Parte de su obra como pintor en la corte de Milán, está en exhibición en la National Gallery de Londres y Aquí podemos disfrutarla.

Otro ejemplo es su descubrimiento sobre las llamadas Lúnulas de Hipócrates.

Leonardo las combinó de distintas maneras, y así fue capaz de descubrir algunas propiedades geométricas sencillas, pero desconocidas hasta ese entonces. Por ejemplo: la suma de las áreas de las lúnulas construidas sobre los lados de un triángulo rectángulo son  iguales al área de dicho triángulo.

Terrible este Leonardo, no sé si nos hubiera gustado tenerlo como alumno, podría haber sido una pesadilla en el aula, o todo lo contrario. Ahora sí, seguro que aprobaba plástica de una…pero por lo que estuvimos viendo también matemática, física y comunicación.

Anuncios

2 pensamientos en “Yo, Leonardo”

  1. No. No hay rubro imposible para Leonardo. Así es como uds rescatan al Leonardo matemático y yo -en su momento- al comunicador metódico mediante el dibujo técnico de sus códex. Fascinantes:

    http://lasnetbooksnomuerden.blogspot.com/2011/04/el-gran-da-vinci.html

    Respecto a su seguramente terrible personalidad, no sé cómo sería de alumno, pero un vecino que disecciona cadáveres de manera clandestina no sería bienvenido en ningún barrio.
    Son esos casos en que se confirma que la diferencia entre la genialidad admirable y la locura insoportable es la distancia desde la cual la apreciamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s