Símbolos, la magia de la comunicación

Generalmente cuando hablamos de signo pensamos en el signo binario del linguista Saussure (1857-1913), aquel que tiene un significado y un significante y que vienen a ser como las dos caras de una moneda: no son lo mismo pero son inseparables. Mientras el significado corresponde al fonema o grafema, el significante tiene que ver con la representación mental que nos hacemos de ese signo.

Por otra parte está el filósofo y lógico Peirce (1839-1914), que un día se levantó con ganas de complicarnos la vida a los que estudiamos Comunicación. Peirce a diferencia de Saussure, planteaba que el signo era ternario, estaba compuesto por tres elementos: objeto, representamen e interpretante. Dentro de esta tríada hay varias divisiones del signo, la  más fundamental es la que divide a los signos en Iconos, Índices y Símbolos.

  • Un icono es un signo que se asemeja a aquello que representa, lo imita. Lo asociamos con los términos de imitación o semejanza. Por ejemplo el dibujo de una taza remite por imitación o parecido a “cafetería”. Las fotografías también son iconos.
  • En segundo lugar los índices nos muestran algo sobre las cosas por estar físicamente conectados con ellas, nos indican, nos señalan. Existe una relación de continuidad: Un ejemplo clásico es el del humo que indica fuego o una huella que señala que alguien pasó por allí. Los amantes de la literatura policial no podríamos vivir sin esta clase de signos a la que vulgarmente se conoce como “pistas”.
  • Y por último están los símbolos, donde el signo no tiene ninguna relación directa (ni por semejanza, ni por continuidad) con el objeto; los símbolos son signos que han sido asociados con su significado por el uso o la convención.

No son conceptos sencillos pero esta breve introducción me sirve para señalar que todos respondemos de alguna manera a los símbolos, es algo que va más allá de nuestras intenciones individuales pues está determinado social y culturalmente.  A mí me gusta decir que los símbolos son signos arbitrarios (en el mejor de los sentidos). De esta manera, un símbolo que representa algo para una sociedad no necesariamente representa lo mismo para otra. Quizás el caso más obvio sea el de los símbolos religiosos que, mientras para unos conllevan un significado profundo, místico y sagrado para otros no.  O el caso de la esvástica que para nosotros se asocia con el nazismo, el antisemitismo o el racismo, pero para otros, como los hinduistas, representa la evolución del universo y su estabilidad. También está la matemática, plagada de símbolos como este: ¿Lo reconocen? ¿Saben qué representa?

Es el símbolo del vacío, uno de mis símbolos matemáticos favoritos. Considero que los símbolos que implican algún tipo de misterio son los más bellos y por supuesto, esta apreciación no tiene nada de científica; es más, podríamos decir que está vacía de argumentos científicos. Pero me gusta sólo por motivos personales.

Y si hablamos de símbolos o de simbología no puedo evitar citar a Dante Alighieri que impregnó su obra maestra “La Divina Comedia” con toda una simbología alrededor del número tres (sí, cualquier similitud con Peirce es pura coincidencia), y no lo hizo por cuestiones de técnica literaria sino por considerarlo un número perfecto ya que evocaba a la trinidad. Y finalmente me gustan los símbolos que por ejemplo, aparecen en las cartas del tarot. Uno de los símbolos que más se repite es, casualmente (o no) un símbolo matemático….a ver si lo encuentran en esta carta. Busquen porque el que busca, encuentra.

Les doy algunas pistas:

Es un concepto que además de relacionarlo con la matemática (especialmente con la geometría) también está presente en ciencias como la filosofía y la astronomía.

Sigo con las pistas: de alguna manera podríamos decir que es casi lo opuesto a mi símbolo anterior, el del vacío. ¿Todavía no lo encontraron?

Pista final (y muy fácil): se refiere a una cantidad sin límite o final, y se contrapone al concepto de finitud.

Pueden ver la solución aquí

¿Lo habían encontrado? El sombrero de “La Fuerza” no es ni más ni menos que el símbolo del infinito, hay mucho más para decir sobre los símbolos y especialmente en relación con la matemática, pero para eso prefiero esperar a mi musa. Mientras los invito a buscar una vez más (ahora en este trailer de la película “La historia sin fin” basada en el libro de Michael Ende) el símbolo del infinito en una de sus tantas versiones.

Anuncios

3 pensamientos en “Símbolos, la magia de la comunicación”

  1. Me encanta leerte…y más aún cuando veo como te estas sumergiendo en el mundo de los números. Besos de la musa palomarense de paso por Viena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s