Guardar un secreto

¿Somos realmente buenos guardando secretos? Para mí es una virtud poco común y maravillosa la de saber atesorar información. En Comunicación el secreto puede resultar absurdo de entrada, pero lejos de ello vamos a explorar este terreno lleno de misterios y ocultamientos. Arrancamos con un amigo del blog, Alvin Toffler, quien entre sus infotácticas destaca al secreto, no sólo como aquello que no se dice, sino también cómo aquello que no se dice del todo, sino que se filtra de a poquito, o aquello que se dice pero solamente a algunos. Las infotácticas en su conjunto hablan de aquella frase conocida “Información es poder”.

Muchos más destacan el silencio, algunos como algo positivo y otros, como algo negativo. En la década del 70, la alemana Noelle-Neumann elaboró una teoría sobre la opinión pública que llamó “La espiral del silencio”. El enunciado central de esta teoría es que la gente tiende a callar sus opiniones cuando considera que su grupo o entorno social no compartirá su parecer. Algo así como evitar problemas. Algo así como “no hablemos ni de política ni de religión”. El problema central que se esconde tras este enunciado, es que algunas ideas u opiniones tienden a silenciarse, pero esto no sucede sólo a nivel individal: no es la opinión de una única persona la que se silencia, esto se multiplica a escala grupal, de manera que varios miembros pertenecientes a un grupo social, tenderán a callar todo aquello que se oponga a la opinión generalizada. Así, las opiniones silenciadas se debilitan, mientras que las opiniones ya aceptadas se fortalecen. ¿Conclusión? Las sociedades tienden a rechazar opiniones que los hacen pensar, y eventualmente modificar, sus ya fuertemente establecidas normas, convenciones sociales y costumbres. Es así que nos encontramos inmersos en sociedades que en lugar de propiciar la pluralidad y la libertad de expresión tienden a la censura (incluso a la autocensura por miedo al rechazo y a ser apartados del grupo). Las sociedades tienden a reproducir siempre los mismos discursos, que se convierten en dominante y cubren a los individuos con un manto de homogeneidad.

Parte de los planteos de esta teoría ya podían encontrarse en Tocqueville, quien en su libro  El Antiguo Régimen y la Revolución”, explica que la Iglesia francesa “se volvió muda” durante el siglo XVIII francés, al percibir el desprecio generalizado del que gozaba la religión: “Los hombres que conservaban la antigua fe temieron ser los únicos que seguían fieles a ella y, más amedrentados por el aislamiento que por el error, se unieron a la multitud sin pensar como ella. Lo que aún no era más que el sentimiento de una parte de la nación pareció entonces la opinión de todos y, desde ese momento pareció irresistible ante los mismos que le daban esa falsa apariencia”. Pueden criticarse estas posturas como demasiado pesimistas y también reduccionistas en algunos aspectos, ya que minimizan la posibilidad de los individuos de salirse de la norma general, en algún punto subestiman la inteligencia y posibilidad de crítica y reflexión personales. Pero no deja de ser cierto que algunas cosas no se dicen, o no se dicen más allá de ciertos ámbitos muy privados.

Para terminar les dejo este fragmento del documental “La sociología es un deporte de combate”, donde no es su protagonista Pierre Bourdieu quien habla. Lo elegí precisamente porque en este fragmento Bourdieu cede la palabra y en silencio, escucha una opinión de esas que, según la teoría de la espiral del silencio, suelen silenciarse. Clara y contundente es la palabra, y en ella la opinión de este hombre. Porque hay que saber cuando callar, pero también cuando decir.

Anuncios

3 pensamientos en “Guardar un secreto”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s