El aire es libre

Voz. Sonido. Musica. Silencio. Los cuatro elementos que componen la radio bastan y sobran para ser creativos y libres. La Cenicienta de los medios puede transformarse en la reina del aula: comparto acá la experiencia de crear una pequeña pieza radial como cierre de una actividad en clase. Luego de semanas de pensar la cultura como campo de lucha, de leer y releer textos de Camilo Blajaquis y de Rodolfo Walsh, decidí llevar a cabo esta experiencia con mis alumnos del Cens 44, una escuela media para adultos orientada en Comunicación Social; y una vez más me convencí de que la radio, con esa gratuidad y simpleza, convierte en arte lo que podria haberse convertido en otra aburrida experiencia en el aula.

¿Se animan a crear pequeñas piezas radiales con sus alumnos? Las ventajas son muchas:

  • Promueve la participación y la pluralidad. Facilita el diálogo y la integración.
  • El producto final puede ser compartido y trascender las fronteras (espaciales y temporales) del aula.
  • Implica a los participantes, despierta su interés y entusiasmo.
  • Puede aplicarse a cualquier contenido, materia y edad.
  • Fomenta el uso de diversas habilidades e invita a seguir, a ir por más.
  • Es simple, y como sabemos, “Mantenlo simple” siempre funciona.

Ahora hay que empezar: lo primero evidentemente es grabar el audio. Recomiendo usar Audacity, un software libre que permite editar audio, y que además, viene instalado en las netbooks del programa Conectar igualdad. Si no, pueden descargarlo aquí.

Para dar los primeros pasos en Audacity, recomiendo que apelen a su intuición, sus ganas de jugar, su creatividad y a este tutorial.

La primera vez que intenten exportar sus archivos no van a poder hacerlo en formato MP3, que es el formato que vamos a necesitar para después compartirlo en la red. Así que van a tener que descargar el codificador de MP3 LAME, la explicación paso  a paso acá

Una vez creado nuestro archivo de audio, si se trata de un archivo pequeño (que es con lo que estamos empezando) podemos crear una cuenta en goear o en soundcloud que son redes sociales donde se comparten sonidos o música. Una vez que subimos nuestro archivo es hora de compartirlo porque a estas alturas ya saben lo que dice el toro: “Compartir es bueno”. A desperdigar por la red nuestras producciones aúlicas: twitter, facebook, blogs, todo vale.

Mi experiencia personal tuvo como resultado un audio en el que participaron cada uno de mis alumnos. Después de leer el texto de Walsh, eligieron el fragmento que más le llamara la atención y justificaban su elección. El resultado era impredecible. Van a escuchar distintas voces, distintas maneras de leer y de hablar, acentos extranjeros y del interior. Festejamos la diversidad y como bien decía Walsh “el terror se basa en la incomunicación”, por eso lanzamos este fragmento a la red, para que se sepa, para ser escuchados, porque la comunicación también es una herramienta transformadora y liberadora. Y fundamentalmente porque el aire es libre.

Escuchar audio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s