Medios: realidad y ficción (parte 1)

Los medios dicen, expresan, cuentan, exponen, muestran, relatan, y lo hacen, muchas veces, mezclando ficción y realidad. La fascinación por hacernos creer cosas que no son ciertas, la astucia de decir verdades aparentemente falsas. Estos modos de contar responden a diferentes objetivos y generan una variedad de productos y géneros que parece no tener fin. Y para empezar, es mejor arrancar con la mentira. Existen infinidad de productos mediáticos creíbles, pero falsos: uno de mis preferidos es el mockumental (o falso documental), género que recrea una ficción tomando elementos propios del documental. Se utilizan herramientas como la cámara en mano, los testimonios de los personajes, las miradas a cámara  (algo impensable en el cine y la televisión de ficción hasta hace unos años) y el seguimiento cámara en mano de los personajes a través de sus aventuras (tal como lo hacen los camarógrafos de noticieros siguiendo a los cronistas).

Existe una gran diversidad de mockumentales, algunos permiten reconocer inmediatamente que se trata de una ficción, como en la serie The Office.

 

Pero también están los casos de mockumentales que toman desprevenidamente al espectador y le hacen creer que se trata de una realidad documentada. Uno de los ejemplos más interesantes es “I´m still here”, mockumental protagonizado por el actor Joaquin Phoenix, donde se cuenta la supuesta crisis actoral de su protagonista quien decide, en medio de una exitosa carrera y luego de ser premiado, dedicarse al hip hop. Lo central para lograr esta credibilidad fue que durante un año, el actor efectivamente llevó adelante, junto con su equipo de rodaje, un montón de “puestas en escena”: salieron notas que reflejaban su cambio de humor, se insinuó una fuerte adicción a las drogas, la prensa se preguntaba por su cambio de look y por sus peleas con la prensa. Y ni que hablar de su aparición en uno de los programas más vistos de Estados Unidos.

Mientras, se presentaba en algunas discos e intentaba hacer hip hop. Todo era parte del mockumental (claro que nadie lo sabía aunque algunos lo sospechaban). Y hay más todavía, durante ese año el actor tuvo una cuenta de twitter (https://twitter.com/joaqdoc) que no hacía más que alimentar los rumores.

J. Phoenix al recibir su Golden Globe, justo antes de su "crisis actoral"
J. Phoenix al recibir su Golden Globe, justo antes de su “crisis actoral”

Lo que anunciara Umberto Eco hace unas décadas, que estábamos en presencia de la Neo Televisión, parece cumplirse cada vez más.

“La característica principal de la Neo TV es que cada vez habla menos (como hacía o fingía hacer la Paleo TV) del mundo exterior. Habla de sí misma y del contacto que está estableciendo con el público” (Eco, “TV: La transparencia perdida” en La estrategia de la ilusión)

¿Qué producen productos como los mockumentales? ¿Qué efectos enunciativos se ponen en juego cuando cada vez más ficción y realidad desdibujan sus límites?

“En resumen, estamos hoy ante unos programas en los que se mezclan de modo indisoluble información y ficción y donde no importa que el público pueda distinguir entre noticias “verdaderas” e invenciones ficticias. Aun admitiendo que se esté en situación de establecer la distinción, ésta pierde valor respecto a las estrategias que estos programas llevan a efecto para sostener la autenticidad del acto de enunciación.
Con este fin, tales programas ponen en escena el propio acto de la enunciación a través de simulacros de la enunciación, como cuando se muestran en pantalla las cámaras que están filmando lo que sucede. Toda una estrategia de ficciones se pone al servicio de un efecto de verdad.”(Eco, “TV: La transparencia perdida” en La estrategia de la ilusión)

Pareciera que lo único que le importa a la televisión es hablar de sí misma con esta capacidad autorreferencial inagotable. Programas de TV que comentan y reproducen otros programas también de la pantalla chica, personajes que no son ni periodistas, ni estrellas del espectáculo, sino “mediáticos”. Y todo reforzado, ayudado y acompañado por otros medios.

J. Phoenix durante el rodaje de "I´m still here"
J. Phoenix durante el rodaje de “I´m still here”

Lo interesante del caso de “I´m still here” es precisamente de qué manera se valió de otros medios para generar la puesta en escena. Otros programas de televisión, cobertura de prensa gráfica, televisiva y radial, redes sociales, etc. De no ser por toda esta parafernalia  hipermediática puesta a su servicio, “I´m still here” hubiera sido imposible. Hoy, una serie de TV, ya no es más solamente una serie de TV: es la saga, los bloopers, los comentarios en otros programas, las apariciones de sus protagonistas en los medios y ni qué hablar de sus cuentas de Twitter. Como decía, una serie de TV ya no es más solamente una serie de TV

Anuncios

2 pensamientos en “Medios: realidad y ficción (parte 1)”

  1. Cuántas preguntas me dejaś en la cabeza… ¿Cuántos mockumentales vemos diariamente sin saberlo? ¿Cuántas puestas en escena finamente asociadas con la realidad nos comemos como verdades? A veces las voces enfrentadas permiten tener una certeza: no hay una sola cara para esta moneda. Alguien, como mínimo alguien, miente. Lo que nunca sabremos es cuántas caras tiene y cuál es la que exhibe su verdadero valor.
    Y cuando sabemos que tenemos por delante un mockumental, ¿cómo sabemos cuál es su composición, cuál es su profundidad, cuántas capas tiene, cuánto de verdad y ficción lo componen en realidad? Difícil. No sé si el ejemplo se ajusta al caso pero me recuerda a “El Parquímetro” en donde todos sabíamos que escuchábamos una ficción pero jamás imaginábamos su alcance, que era una “metaficción” de la mente genial y ezquizofrénica de Fernando Peña.
    Uf, cuánta atención y reflexión nos exigen los medios…

    1. Es fascinante el mundo de la ficción y la realidad y todas esas mezclas. En el caso del parquímetro me parece que el juego ficción realidad pasa más que por un contenido por el estilo, hay un juego enunciativo muy interesante (“una manera de”). Pero cada vez más – y especialmente en lo hipermediático- los límites entre ficción y realidad son cada vez más sutiles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s